Optar por utilizar las autopistas ferroviarias conlleva numerosas ventajas. Mejora de la circulación, descongestión de las carreteras, resultados económicos, reducción del impacto medioambiental… Las autopistas ferroviarias responden a todos los desafíos actuales y futuros del sector del transporte de mercancías y contribuyen, en la actualidad, al desarrollo de una alternativa mejor para cubrir el transporte por carretera en Europa.

  • Flexibilidad

  • Rentabilidad

  • Beneficios para la comunidad

  • Ventajas Sociales

  • Medio Ambiente

Gane flexibilidad +_faq -_faq

Disfruta de nuestras rutas con varios trayectos diarios, incluidos los fines de semana y los festivos, momentos en los que la circulación en carretera se enfrenta a restricciones. Nuestros servicios de autopistas ferroviarias constituyen una solución flexible y competitiva. La rapidez de las operaciones de carga y descarga, junto con la posibilidad de reservar por Internet hasta una hora antes de la salida del tren, refuerzan esta flexibilidad.

Reduce sus costes de transporte +_faq -_faq

Nuestro modelo económico te permite mejorar tu productividad. Concentra el uso de tus cabezas tractoras en los trayectos previos y posteriores al transporte mientras que tus semirremolques viajan en tren, de modo que puedas incrementar las entregas sin tener que invertir en medios adicionales. Por ejemplo, en la conexión Le Boulou-Betemburgo, podrás beneficiarte de un coste de un 10 a un 15% menor que el del transporte por carretera.

Asimismo, gracias a la autopista ferroviaria, reducirás tus gastos en combustible y su sensibilidad a las fluctuaciones de los precios de los hidrocarburos. Tendrás, en definitiva, más control sobre tus gastos de explotación. Otra ventaja es que se mejora la durabilidad de los semirremolques gracias, en particular, al menor desgaste de los neumáticos.

Ventajas para la sociedad +_faq -_faq

Las autopistas ferroviarias constituyen la respuesta al problema de la congestión de tráfico por carretera y ofrecen una mayor seguridad en carretera, sobre todo en lo referente al transporte de sustancias peligrosas.

Cada año, gracias a nuestras autopistas ferroviarias, se evitan 70 millones de kilómetros en camión en las carreteras. El intercambio modal entre la carretera y el ferrocarril permite disminuir la tasa de accidentes en carretera cada año.

Por todo ello, la creación de una terminal de autopista ferroviaria constituye un elemento catalizador y estructurante del territorio.

Ventajas para los conductores +_faq -_faq

Al limitar los trayectos de larga distancia por carretera, el uso de la autopista ferroviaria contribuye a respetar las normas relativas a los tiempos de conducción y de descanso, algo de lo que puede beneficiarse tanto la empresa transportista como el conductor.

El traslado de un semirremolque en tren ofrece también la posibilidad de destinar al conductor a otras misiones, con la ventaja para este último de que realizará trayectos que le permitirán ausentarse menos de su domicilio.

Por ejemplo, realizar un viaje de Barcelona (España) a Gotemburgo (Suecia) lleva aproximadamente cinco días en carretera. En tren, el trayecto total dura 48 horas. El conductor cubre el trayecto entre Barcelona y Le Boulou, donde entregará su semirremolque, que viajará en tren hasta Luxemburgo. Posteriormente, un conductor recogerá el semirremolque en Luxemburgo para llevarlo hasta Suecia por carretera.

Reduce tu impacto medioambiental +_faq -_faq

Las autopistas ferroviarias te permiten reducir sus emisiones de CO2 más de un 90% en comparación con el transporte por carretera.

El trayecto de 1.400 km que cubre un semirremolque en tren entre Calais y Le Boulou (Francia) supone un ahorro de alrededor de 1,2 toneladas de CO2 en comparación con el mismo trayecto por carretera.

Además, en zonas de especial valor ecológico, como son los Alpes, la Autopista Ferroviaria Alpina tiene mucho menor impacto, sobre todo en cuanto a emisiones sonoras y contaminantes locales (partículas, etc.) que el tráfico en carretera.